Desarrollan píldoras de insulina para diabéticos.

Las personas con diabetes de tipo 1 necesitan inyectarse insulina ya que ellos mismos no son capaces de desarrollar esta hormona. Ahora, científicos del Brigham and Women’s Hospital de Boston, afiliados con la Universidad de Harvard, diseñaron una píldora, también llamada SOMA, compuesta por una cápsula biodegradable del tamaño de un garbanzo que contiene una micro aguja de insulina, según un comunicado.

La forma en que funciona la píldora es consumiéndola, posteriormente, una vez en el estómago, la cápsula se disuelve y la microaguja se autoinyecta, lo cual algo prácticamente imperceptible para los pacientes ya que el órgano no cuenta con fibras nerviosas receptoras de dolor. La creación de dichas pastillas ayuda a que los pacientes diabéticos tenga una alternativa a las inyecciones, las cuales son un método doloroso y cada vez más costoso.

La píldora necesita pasar por más estudios, sin embargo, los científicos creen que existe el potencial para ayudar no solo a pacientes con diabetes sino con otras enfermedades.